Obispos piden “reconciliación efectiva” y “cohesión” ante disolución de ETA [VIDEO]

MADRID, 20 Abr. 18 (ACI Prensa).- La banda terrorista ETA envió hoy viernes 20 de abril un comunicado en el que piden perdón “a ciudadanos y ciudadanas sin responsabilidad alguna en el conflicto” y ha reconocido “el daño causado en el transcurso de su trayectoria armada”.

En relación con este comunicado, el portavoz de la Conferencia Episcopal Española, el sacerdote José María Gil Tamayo, aseguró que da “gracias a Dios que de una vez esta pesadilla horrible de sangre y horror” ha terminado.

“Queremos felicitarnos porque ha sido la victoria de la democracia del pueblo español, la que quería acabar con esta lacra y sufrimiento”, afirmó e insistió en que “es una buena noticia y un día para dar gracias a Dios y pedir que haya una reconciliación efectiva y cohesión”.

El vocero hizo un recuerdo especial a las víctimas y sus familias y aseguró que “ven este día de una manera especial”, el sacerdote mostró su “cercanía al sufrimiento que no termina con una declaración de que ha acabado esta pesadilla y este dolor”.

En el año 2011 ETA cesó la actividad armada y su disolución definitiva está prevista para el inicio del mes de mayo.

En ese sentido, el P. Gil Tamayo aseguró que desea que esta futura disolución “contribuya a la gran tarea que queda, que es la reconciliación que es el trabajo más difícil, más costoso, que lleva más tiempo y que exige más generosidad”.

“Han pedido perdón, y se agradece, pero ese perdón lleva consigo reparación y contribuir a establecer las posibilidades de que en el País Vasco como en el corazón de los familiares de las víctimas se pueda crear una sociedad reconciliada”, insistió el vocero que la calificó como “una cuestión social necesaria”.

“Ninguna idea justifica el terrorismo que es siempre una acción perversa en su origen y en su esencia”, afirmó el P. Gil Tamayo y subrayó que “nada ni nadie puede justificar la muerte de inocentes, como en este caso que hay una larga lista”.

También pidió que “la reconciliación, la convivencia pacífica y el perdón lleven a evitar en el futuro iniciar caminos de violencia para defender ideas”, y precisó que  “la sociedad democrática y la legalidad ofrecen cauces para la defensa de las propias ideas en el respeto exquisito a las de los demás”.

El P. Gil Tamayo afirmó que “la Iglesia en el País Vasco ayuda, ayudó y ayudará a que se dé ese clima de entendimiento y convivencia pacífica de todos los ciudadanos del gran pueblo que habita en el País Vasco y en la sociedad española”.

Obispos de País Vasco, Navarra y Bayona piden perdón por “complicidades”

Por su parte, los Obispos del País Vasco, Navarra y Bayona han publicado una declaración conjunta en la que piden “sinceramente perdón” por las “complicidades, ambigüedades, omisiones” que se han dado.

Valoran como “positivo” el comunicado de ETA “después de 60 años de historia de muerte y de sufrimiento”, reiteran su solidaridad “de una forma especial con todas las víctimas de la violencia y con sus familiares” y también “con aquellos cuyos atentados no han podido todavía ser esclarecidos y padecen el sufrimiento añadido de la impunidad”.

“Su memoria y la oración por ellos debe estar siempre entre nosotros. No podemos por menos de recordar el mensaje de las bienaventuranzas predicado por Jesucristo, que hoy resuena como especialmente dirigido a todos ellos”, insisten los Obispos de Vitoria, Mons. Juan Carlos Elizalde; el Obispo de San Sebastián, Mons. José Ignacio Munilla; el Obispo de Bilbao, Mons. Mario Iceta; el Arzobispo de Pamplona y Tudela, Mons. Francisco Pérez, y el Obispo de Bayona (Francia), Mons. Marc Aillet.

Según precisan “la Iglesia ha recibido de Jesucristo la vocación a ser instrumento de paz y de justicia, de consolación y de reconciliación”, han recordado que a lo largo de todos estos años, “muchos de los hombres y mujeres que conforman la Iglesia han dado lo mejor de sí mismos en esta tarea, algunos de forma heroica”.

En ese sentido afirman que “como seguidores de Jesús de Nazaret”, son conscientes de que están llamados a vivir “en una actitud permanente de conversión, sirviendo humildemente a la verdad y acogiendo a aquellas personas que desean emprender un camino nuevo”.

“Además del inmenso y prolongado sufrimiento infligido por la violencia, nuestro pueblo ha padecido un daño espiritual y social incalculable, provocado por las ideologías totalitarias e idolátricas que alimentaron el fenómeno terrorista”, precisan en el comunicado conjunto y por eso animan a afrontar “el reto de la reconstrucción moral y de la reconciliación”.

E insistieron en que “la Iglesia quiere contribuir a esta tarea consciente de que la reconstrucción moral está en íntima conexión con los valores evangélicos”.

Afirman que “la deseada disolución de ETA ofrece nuevas posibilidades para la normalización, que debieran de ser aprovechadas por todos” y proponen “atender las peticiones de los familiares de los presos inmersos en diversas necesidades humanitarias” y “que el retorno de los excarcelados a sus lugares de origen se realice de forma que las víctimas del terrorismo no se sientan humilladas”.

“La clave de la paz y la reconciliación está en la sinceridad del corazón humano”, afirman. “Solamente desde la humildad puede construirse la paz en la justicia. La verdadera reconciliación solo es posible si existe un auténtico arrepentimiento y una sincera petición de perdón; además de una disposición real a reparar el mal causado en la medida de lo posible”, declaran y piden que “el Dios de la misericordia nos ilumine a todos para avanzar por el camino de la paz”.

Compartir en Google Plus

About El Evangelio del día

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :

Publicar un comentario