Reconoce la CEM trayectoria de Fray Gabriel Chávez, OSB

Redacción ArquiMedios

En el marco de la 105 Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), el martes 10 de abril del presente año, los obispos otorgaron la Presea “Rafael Guízar y Valencia” a Fray Gabriel Chávez de la Mora, Religioso de la Orden de San Benito, y uno de los arquitectos y artistas plásticos mexicanos más destacados de la segunda mitad del siglo xx y principios del xxi.
El consejo permanente de la CEM aprobó la creación de este premio para agradecer a las personas que han prestado servicio a la sociedad mexicana a través de acciones que persiguen el bien común.

Fray Gabriel1

Arquitectura y Fe
Gabriel Chávez de la Mora nació en Guadalajara, Jalisco, el 26 de noviembre de 1929, en el seno de una familia de fervorosos católicos en la que había varios ingenieros y arquitectos. Estudió en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara, impulsada por el destacado Arquitecto Ignacio Díaz Morales, donde al graduarse en 1955 (primera generación), recibió mención honorífica de Excelencia por su tesis Centro Parroquial San José de Analco en Guadalajara.
El 5 de mayo de 1955, ingresó al Monasterio Benedictino de Santa María de la Resurrección en Ahuacatitlán, Cuernavaca, en donde tomó los votos un año después, dedicándose a hacer trabajos de artesanía, vestimenta y caligrafía. Fue en 1957, en ese Monasterio Benedictino, donde por primera vez en México se realizó, ocho años antes de que lo dispusiera el Concilio Vaticano II, un Altar para celebrar la Misa frente a los fieles. Dicho proyecto fue propuesto y dirigido por el Fraile Gabriel Chávez, quien ya había efectuado su primer trabajo: La restauración y adaptación litúrgica de la Catedral de Cuernavaca, obra que despertó polémicos comentarios por su aire contemporáneo. Estas dos primeras obras influyeron en la arquitectura religiosa del siglo xx en nuestro país y algunos otros.

Fray Gabriel (2)
Se trata de un hombre polifacético: Monje, sacerdote, arquitecto, escultor, artesano, pintor, diseñador, autor de arte sacro contemporáneo a lo largo de más de 60 años de ejercicio profesional. Su vocación arquitectónica quedó pronto indivisiblemente unida a su vocación religiosa. Él mismo ha descrito el arte como vocación que exige fidelidad y respuesta generosa.
Siguiendo el lema benedictino “Ora et labora”, la actividad de Fray Gabriel Chávez ha sido muy amplia: Catedrales y grandes santuarios o pequeñas capillas; obras nuevas o, aún sin a veces él desearlo, adaptaciones y restauraciones; imágenes, retablos y medallas, etcétera; y en lugares muy apartados geográficamente. Así, por ejemplo, en 1957 reacondicionó litúrgicamente la Catedral de Cuernavaca; en 1968 diseñó el Monasterio Benedictino del Tepeyac, hoy Abadía del Tepeyac; asimismo son de su autoría la Capilla Ecuménica La Paz (1970) en Acapulco, Guerrero; el Centro Escolar del Lago en colaboración con Ángel Negrete, en Cuautitlán Izcalli, Estado de México (1972-1995); la Nueva Basílica de Guadalupe (1973–1976) en colaboración con Pedro Ramírez Vázquez y José Luis Benlliure; el Centro Parroquial La Madre de Dios (1976) en Guadalajara, Jal.; el Santuario de Nuestra Sra. del Perpetuo Socorro (1985) en Tequisquiapan, Querétaro; la Capilla del Monasterio de Nuestra Sra. de los Ángeles (1985) en Ahuatepec, Morelos; el Santuario Guadalupano de Zamora (1997–), el Kinder del Centro Escolar del Lago y el Teatro Benito Abad (1998-2000) en Cuautitlán Izcalli, Estado de México; la Parroquia de Nuestra Sra. de Bugambilias (2005–2007) en Guadalajara, Jal.; la Casa de Oración Nazaret (2005–2008) en Tlajomulco de Zúñiga, Jal., y el Santuario de Santo Toribio, Santa Ana de Guadalupe, Jal. (2004–2012).
De sus obras internacionales destaca: la Capilla Prince of Peace Abbey en Oceanside, California, EE.UU. (1983) y la Capilla de la Virgen de Guadalupe en las criptas de la Basílica de San Pedro en El Vaticano, en colaboración con Pedro Ramírez Vázquez (1988).
El talento de Fray Gabriel ha enriquecido el panorama cultural del Arte Sacro en México y de la arquitectura y otras artes, como la pintura, la escultura y el diseño de ajuares y artefactos litúrgicos. A pesar de su naturaleza más bien privada y la falta de publicidad de su obra, el Padre Gabriel ha recibido numerosos reconocimientos y premios a su labor, particularmente como arquitecto.

Compartir en Google Plus

About El Evangelio del día

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :

Publicar un comentario