El mediocre













Una de las últimas obras que dictó Bach ya ciego:
Cuando uno escucha esta música tras comulgar en la misa y se recoge en la acción de gracias, es cuando uno se da cuenta de que esta música se acopla como anillo al dedo a ese tipo de oración, a ese momento sublime. Yo, siendo seminarista, había escuchado a Bach en varias misas, pero no me di cuenta de que Bach estaba allí, precisamente porque se ajustaba tan perfectamente al momento que se volvía imperceptible.
Fue después, cuando escuché otras músicas, muchas otras músicas, cuando me di cuenta de que la música de órgano de Bach como esa no era otra música más, sino La Música.
Curiosamente, en 1722, cuando Bach solicitó el puesto de director en Leipzig, había cinco músicos como posibles candidatos. El consejo de la ciudad ofreció el puesto a dos de esos cinco. Pero declinaron la oferta. Bach obtuvo el puesto. Pero como comentó un miembro del consejo municipal: Ya que no podemos conseguir al mejor, tenemos que contentarnos con el mediocre.

Compartir en Google Plus

About El Evangelio del día

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :

Publicar un comentario