Esos “salvadores” de la Iglesia












Van apareciendo condenas de sacerdotes pedófilos y algunas páginas religiosas, cuyo nombre omitiré para que no os acerquéis a sus artículos, afirman que todo esto se sabía por parte de la mayoría de los clérigos y que hay que castigar a los pastores quitando suscripciones y donativos. En teoría, dicen, es para forzar a que la jerarquía se purifique.
A eso quiero decir lo siguiente: Hasta que los casos de pedofilia no saltaron a la prensa después del año 2000, ninguno sabíamos lo que estaba sucediendo en Estados Unidos. Cierto que después se ha sabido que hubo más países, pero otras naciones apenas han tenido casos de este tipo.
En las conversaciones entre sacerdotes, privadas o de arciprestazgo, este tema no salió ni una sola vez, ni una. Para todos fue una sorpresa cuando el tema explotó.
Algunos católicos tenían, ya antes del año 2000, su particular cruzada contra el Vaticano II, contra la Curia Romana y contra el Papa. Estas noticias supusieron más munición para sus ataques.
Fijaos cómo en el Concilio Vaticano II, en el que todos se reúnen para afrontar los problemas del tiempo moderno y ver qué respuesta, por parte de todos, se puede dar. Y ahora fijaos en esos católicos sueltos que atacan a la Iglesia con la excusa de ayudar a la Iglesia. Ellos afirman que únicamente atacan a los malos pastores, pero están atacando al Cuerpo Místico.
La única razón por la que no menciono sus páginas webs es para que no os acerquéis a sus aguas tóxicas. Ahora, cuando una gran tempestad se acerca, cuando más unidos tenemos que estar, ellos hacen su guerra particular. He comprobado en distintas personas con las que hablo el daño que esas páginas hacen. Son daños reales, muy graves. Después de ingerir el veneno, muchos ya no vuelven a mirar a la Iglesia de la misma manera. El mal es para la Iglesia, no para los pastores.
Sí, hay una tempestad que se acerca, una tempestad que surge en las aguas de la sociedad postcristiana. Desgraciadamente, sobre cubierta hay pirómanos que creen que hay que quemar partes del barco para salvar la embarcación.
Compartir en Google Plus

About El Evangelio del día

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :

Publicar un comentario