Los huevos que van madurando


Por si me lee algún sacerdote de Nicaragua, me atrevo a sugerir que los obispos hagan un exorcismo magno sobre su país. Bien sea algún obispo en su catedral, bien sean varios obispos reunidos en algún gran templo. El ritual se encuentra para ser descargado gratis en Biblioteca Forteniana.
Sugiero esto porque los problemas que hay en Nicaragua (como los que hay en Venezuela, México, Bolivia y otros lugares) no son meramente materiales, políticos o económicos. La raíz más profunda de todo mal es siempre espiritual. Un gran exorcismo nacional no va a acabar con todos los males; pero, al menos, se alejará a parte de los demonios de esas tierras. Y eso no es poca cosa. Sería una gran ayuda en esa situación de conmoción nacional.
Además, y esto no es lo más importante, la gente tendrá la sensación de que los obispos y sus sacerdotes se unen para hacer algo específico para una situación peculiar. Un ritual inusual para una desgracia inusual. Este aspecto psicológico no es, ni mucho menos, lo más importante. Pero tampoco hay que despreciarlo: la gente precisa de rituales, de ceremonias. De ceremonias gozosas, como la coronación de un rey. De ceremonias luctuosas, como todo el ritual de los novendiales por la muerte de un sumo pontífice. En Fátima, no lo olvidemos, la Virgen una de las cosas que pidió fue una procesión. Algo que puede parecer humilde, pero no le debió parecer tan poco importante, pues lo pidió.
Pero si sugiero esto, es porque estoy seguro de que un exorcismo nacional tendría efecto en el mundo invisible de los malos espíritus. Me sorprende ver cómo el Mal se ha extendido por toda Latinoamérica en los últimos veinte años. Es algo evidente. Algo que está sucediendo en cada vez más países: criminalidad desatada, países que pierden sus libertades, corrupción creciente en otras naciones, las ideas neocomunistas que regresan. Sin contar con todo el secularismo de Europa que ha desembarcado y ya ha contaminado a grandes partes de la población. Con lo cual, toda la lucha de género se reproduce allí.
Hoy tenemos en la televisión El cuento de la criada. Mañana tendremos series y películas en las que la Iglesia Católica será la responsable futuros fascismos, de venideros campos de concentración. En las películas actuales, ya se acusa a la Iglesia de haber hecho en el pasado las cosas más increíblemente perversas. En Hollywood, los cristianos ya hemos perdido el pasado. Ahora queda que se nos acuse de ser la perdición del futuro.
Un exorcismo magno en un país puede ayudar muchísimo. Pero solo será un respiro. Porque es todo Occidente el que se mueve contra el cristianismo. Primero fue un apartarse de la Iglesia. Ahora ya se mueve, lentamente, contra ella. La vida monástica se fue marchitando en los últimos cuarenta años. Ahora va, simplemente, desapareciendo.
Por eso el Mal va floreciendo cada vez con más vigor.
Compartir en Google Plus

About El Evangelio del día

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :

Publicar un comentario