Retorno a Brideshead, película de 2008


Ayer acabé de ver la película Retorno a Brideshead. Me ha gustado mucho la película. Hay películas que son un verdadero ejercicio de elegancia. Esta es una de ellas.
Los personajes están soberbiamente delineados. Por alguna razón extraña, el personaje que más me interesó era el de Lord Marchmain, el padre y dueño de la casa. Me hubiera gustado escucharlo y verlo más.
Ese interés se deba a tratar de imaginar la vida de alguien que está en una época del final de su vida en que no tiene que dedicarse a otra cosa que a viajar, a las relaciones sociales, a la lectura, y disponiendo de todo el dinero que uno desee. Ese tipo de vidas, si son elegantes, me resultan literariamente muy interesantes.
El personaje de su esposa, la católica intransigente que amarga con su rigorismo la vida de sus dos hijos, me resultó poco creíble. Como es un lugar común, algo tan manido, me resultaba un personaje de cartón piedra. Pero el del marido, el del millonario de buen humor, relajado, que se levanta cada mañana sin tener que dedicarse a otra cosa que a sus ocios, ese sí que me resulta creíble y me daban ganas de sumergirme en su día a día.
La Mansión Howard que aparece en la película es ya de por sí un personaje y no un mero entorno. Esa casa es increíble. ¡Cuál tiene que ser la riqueza de una familia para construir semejante palacio digno de un rey! Mejor que el de muchos reyes.
Aunque en la película no aparece el mausoleo de esa finca, es sencillamente impresionante. De nuevo, perdonad la comparación, hay muchas dinastías reinantes en Europa que carecen de un panteón así.
En esto de las mansiones y de familias de este tipo, los ingleses son únicos, hay que reconocerlo. También es cierto que la campiña inglesa viste mucho. No es lo mismo si esa mansión estuviera en medio de un desierto.
Compartir en Google Plus

About El Evangelio del día

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :

Publicar un comentario